Liderazgo de equipos de Alto Rendimiento

La globalización ha creado un mundo altamente competitivo, en el que predominan los continuos cambios propiciados por las innovaciones tecnológicas. A ello se suman las alteraciones tan drásticas de la economía y los aspectos sociales, lo que ha obligado a las compañías a reinventarse y originar nuevos modelos de comportamiento. Los gerentes competentes tienen tolerancia a esos cambios. Pero los equipos, cómo conseguimos entrenarles para ser flexibles? para tener capacidad de adaptación en momentos de crisis? para el cambio continuo? El cambio requiere aprendizaje. Las organizaciones inteligentes son las organizaciones comprometidas con el aprendizaje, y esa actitud de investigación y de curiosidad por evolucionar ha de nacer en el líder. Sólo desde el aprendizaje contínuo y continuado podemos aspirar al alto rendimiento.

El trabajo en equipo es la única manera de poder competir a este nivel y alcanzar una mejor calidad de todos los procesos, un servicio más rápido y una total satisfacción del cliente. Conseguir la reconversión de un equipo de trabajo corriente, generalmente disfuncional y arcaico en uno de alto rendimiento no es una labor fácil, pero no resulta imposible. ¿Y qué hay que hacer para trabajar en equipo? aprender juntos. Para ello hemos creado una metodología innovadora. En este artículo me apoyo en el MODELO P. E.R.F.O.R.M de Ken Blanchard, associates, para darle un dirección lógica al sistema de entrenamiento que hacemos en nuestra labor de consultoría sistémica y la aplicación de las herramientas de Programación Neurolingüística para entrenar las mentes y los corazones de los seres humanos comprometidos con el aprendizaje en estos equipos que estamos entrenando.

¿Qué es un equipo de alto rendimiento?

Un equipo de alto rendimiento es un grupo de trabajo cuyas características particulares consiguen que su desempeño sea excelente, en el tiempo. Son equipos funcionales, flexibles, caracterizados por mostrar interés por los resultados y también por ejecutar los procesos que llevan a ellos, comprometidos, responsables y con una comunicación efectiva, con el aprendizaje y la mejora contínua y continuada. El compromiso con la visión compartida les da confianza y seguridad y alcanzan los objetivos esperados en el menor tiempo posible.

man and woman shaking hands
Photo by rawpixel.com

Entrenamiento de un equipo de trabajo de alto rendimiento

La tendencia actual es que las organizaciones busquen, en sus equipos de trabajo, un alto desempeño de sus participantes, debido al valor añadido que generan en su estructura interna. Sin embargo, desconocen cómo definir, conformar y calibrar ese equipo.

Para lograr un equipo de trabajo de alto rendimiento, se les otorgan facultades para tomar decisiones relativas a la planificación, a la ejecución y el control del trabajo que anteriormente, en los equipos de trabajo tradicionales, eran tomadas por los supervisores. Este incremento en el poder de decisión consigue que su responsabilidad y, sobre todo, su compromiso, sean más significativos.

De esta manera, se repercute en mejoras en la productividad, la calidad, la satisfacción del cliente y el coste. Aunque lo que caracteriza a los equipos de alto rendimiento es la tenencia de un objetivo claro.

Las 7 características para el Entrenamiento de un Equipo de Alto Rendimiento

que no pueden faltar en un equipo de alto rendimiento tras vislumbrar nuestra meta, las 7 características esenciales en todo equipo de alto rendimiento vienen definidas por un acrónimo anglosajón: PERFORM.

1. Propósito y valores.

La consecución de los objetivos es fundamental en todo equipo de alto rendimiento. Los valores compartidos son el nexo entre los actuantes y el cumplimiento de esas metas. Como ocurre en una gran orquesta, todos los músicos han de tocar la misma pieza al mismo tiempo.

2. Empoderamiento.

Para explicar este término, es obligatorio citar al escritor estadounidense Ken Blanchard, experto en management. En su best seller “Liderazgo de máximo nivel”, lo define como:

“Permitir que las personas lleven su cerebro al trabajo para proporcionarles la posibilidad de utilizar su conocimiento, su experiencia y su motivación para lograr los resultados esperados”.

“Hay que crear un clima empresarial que libere el conocimiento, la experiencia y la motivación que residen en las personas”.

Si los participantes del equipo de alto rendimiento confían en sí mismos y sus capacidades, son autónomos, son automotivados por ejecutar las tareas que llevan a los resultados, y saben adecuarse a cada momento; incluso, delegando el liderazgo a la persona del equipo que tenga la mejor capacidad para llevar a cabo una labor determinada en un momento dado, alcanzar el objetivo está prácticamente asegurado.

Es lo que comúnmente se conoce como “la organización que aprende”.

Estos equipos saben que sin esa consecución el sueño de trabajar en un equipo de alto rendimiento se acaba, – Y acaso no te has sentido bien cuando has formado parte de un equipo así?

3. Relaciones y comunicación.

Es primordial que la comunicación fluya libremente, aprendiendo a escuchar y, sobre todo, a compartir.

De esta manera, es posible establecer lazos de compañerismo (que no hay que confundir con amistad) respaldados en el respeto mutuo.

También es importante que el líder detecte quién perturba las relaciones, las personas tóxicas o aprenden y se adaptan o es mejor prescindir de ellas. Mi maestro Joan a este proceso le denominaba: “cirujía”. Como líder lo primero sería darles la oportunidad de mejorar, de cambiar, pero no siempre se puede enseñar a las personas o crear las condiciones para que aprendan.

4. Flexibilidad.

El elemento más flexible controla el sistema. Esta es una de las habilidades más importantes en los equipos y que más que ninguna otra garantiza el éxito de un equipo de alto rendimiento. Al ser un modelo multifuncional, los interlocutores pueden intercambiar los papeles para llevar a cabo otros cometidos y conseguir hacer propia la visión del otro. La flexibilidad también lleva implícita la empatía, que sin ella difícilmente podemos sumar en un equipo. El equipo de alto rendimiento ha de ser autodirigido y establecer amplios márgenes con el fin de fijar sus líneas de actuación con autonomía para ejecutarlas. Se asumen colectivamente los éxitos y fracasos para identificar lo que ha fallado.

Es aquí donde se muestra el compromiso con los otros y con la visión compartida. El líder ha de conseguir que las visiones individuales estén alineadas con la visión compartida. Una de las formas como entrenamos esta parte desde el marco de la programación neurolingüística es en el entrenamiento de la inteligencia emocional, el autocontrol, la autoconciencia y la conciencia de grupo y mediante el uso del lenguaje mejorando la interpretación de los problemas e ilusionándose por los logros, el lenguaje y las representaciones mentales son las que generan las emociones y en general el estado emocional de la organización que es un organismo.

5. Óptima productividad.

Adaptar nuestro equipo de trabajo a las exigencias de un equipo de estas características sería económicamente inviable, si no se obtuvieran resultados extraordinarios avalados por el cumplimiento de las fechas y los objetivos. No nos podemos olvidar de la productividad de la empresa, sin ella habría que cerrar las puertas, esto hace que todos hagamos un esfuerzo extra sean cuales sean las condiciones. El líder sobre todo es el encargado de anticiparse y gestionar bien, de hecho la política de libros abiertos es recomendada por ken blanchard en su libro de Liderazgo de alto rendimiento. Llega un momento en que el líder se da cuenta de la importancia de los modelos mentales y de la influencia que tienen en el clima emocional de la empresa, y de cómo equilibrar el la satisfacción y el sentido de dirección de los trabajadores y de cómo eso influye en la productividad. El líder se vuelve más sensible a cómo la gente piensa.

6. Reconocimiento y aprecio.

La retroalimentación es esencial para el correcto funcionamiento de un equipo de alto rendimiento. El empleo del feedback rápido y sistemático garantiza la primera ley básica de la comunicación: la comprensión del mensaje. No sólo lo ha de comprender el individuo sino el equipo. Cada persona del equipo entiende las cosas a su manera, la empatía y que te importen los demás implica el reconocimiento y aprecio de cada acción, y el respeto, aunque a priori no se entienda, cada persona del equipo, y por el compromiso que les une, sabe que el otro hará las cosas con una intención positiva, en todo momento, con los recursos que tiene y lo que sabe hacer en cada momento.

7. Moral.

Con el cumplimiento de estos puntos se consigue elevar la moral del equipo. Se sabe en el ambiente que todos están haciendo las cosas lo mejor que saben. Los participantes se sienten motivados, al tener el convencimiento de que el desempeño de su papel es un engranaje clave para que la maquinaria funcione. Los miembros se muestran ilusionados con el trabajo del equipo y se sienten orgullosos de pertenecer a él. Se satisfacen así dos necesidades básicas la pertenencia a un equipo y se sienten valiosos, y que están cotribuyendo a un fin mayor. El propósito de la empresa a su vez, según mi punto de vista, ha de ser el de crear un impacto mayor en la sociedad y en otros sistemas de la comunidad con los que también sabemos que estamos interactuando. Eso da sentido al esfuerzo realizado.

ETPA0268

Bibliografía

Ken Blanchard, en su libro 1. Liderazgo de alto rendimiento; Ken es uno de los máximos referentes del management mundial, según mi maestro Joan Palomeras, profesor del IESE y uno de sus fundadores, nos habla en su excelente libro de este modelo que significa Rendimiento y que viene de performance.
Otro de los autores en los que me apoyo para desarrollar este material de entrenamiento es Peter Senge y su equipo de la School Learning de Harvard.2. La quinta disciplina;

Obviamente la tecnología del cómo hacemos esto en nuestros sistemas de consultoría sistémica, de entrenamiento, se apoya en la programación neuroligüística, la intervención sistémica, el coaching, el mentoring y la experiencia de más de dos décadas de preparación.

Diagnóstico sin compromiso en su organización

Equipos directivos

Equipos de la Administración

Haz click en la siguiente imagen y ponte en contacto

Cartel 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s